GESTIÓN DE RESIDUOS

RESIDUOS DOMÉSTICOS

Información sobre residuos gestionados

Icono residuo doméstico

Los residuos domésticos son aquellos generados en los hogares como consecuencia de las actividades domésticas. 

Se consideran también residuos domésticos los similares en composición y cantidad a los anteriores generados en servicios e industrias, que no se generen como consecuencia de la actividad propia del servicio o industria.
Se incluyen también en esta categoría los residuos que se generan en los hogares de, entre otros, aceites de cocina usados, aparatos eléctricos y electrónicos, textil, pilas, acumuladores, muebles, enseres y colchones, así como los residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.
Tendrán la consideración de residuos domésticos, los residuos procedentes de la limpieza de vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas y playas, los animales domésticos muertos y los vehículos abandonados.
Por su parte, son residuos comerciales los generados por la actividad propia del comercio, al por mayor y al por menor, de los servicios de restauración y bares, de las oficinas y de los mercados, así como del resto del sector servicios.
(Definición según Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular)

Envases ligeros

Los residuos de envases ligeros son aquellos envases que, como característica común, tienen una baja relación peso/volumen: botellas y botes de plástico, plástico film, latas y briks, cartón para bebidas u otros envases mixtos.

Su gestión comienza con la separación y depósito por parte de la ciudadanía en los contenedores amarillos. COGERSA los recoge y los traslada a la planta de selección de envases ligeros, en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín, donde los separa y los prepara para su envío a plantas de reciclaje indicadas por ECOEMBES.

Papel y cartón

Los residuos de papel y cartón hacen referencia a residuos domésticos de diferentes tipos como papel/cartón para envases y embalajes (cajas de cartón ondulado, estucado, bolsas etc.) y papeles gráficos (papel prensa para periódicos, revistas, libretas y cuadernos, sobres, folios, libros, papeles para envolver regalos, etc.)

Su gestión comienza con la separación y depósito por parte de la ciudadanía en los contenedores azules. COGERSA los recoge (también realiza la recogida separada de cartón comercial en algunos municipios) y los traslada a la planta de selección de papel y cartón, en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín, donde clasifica los residuos en función del tipo de papel y cartón y lo prepara para su envío a plantas de reciclaje.

Envases de vidrio

Los residuos de envases de vidrio hacen referencia a aquellos generados en los hogares como botellas de vidrio (botellas de zumos, leche, refrescos, mostos, sidras, vinos, licores, etc.) y tarros y frascos de vidrio (tarros y frascos de vidrio tanto de bebidas y alimentos como de perfumes y cosmética).
Su gestión comienza con la separación y depósito por parte de la ciudadanía en los contenedores verdes, que son utilizados por la ciudadanía y por el canal HORECA (Hostelería, Restauración y Catering), que capta el vidrio originado en hostelería.

COGERSA realiza la recogida de estos residuos y los traslada a la planta de preparación de vidrio, en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín donde lo prepara para su envío a plantas de reciclaje indicadas por ECOVIDRIO.

****

COGERSA realiza servicios de recogida separada municipal de papel y cartón, envases ligeros y vidrio en toda la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias, desde la colocación y mantenimiento de contenedores hasta la recogida y clasificación del material en las plantas de reciclaje. En 2022 COGERSA instaló 448 contenedores nuevos para la recogida separada de residuos de envases ligeros, papel/cartón y vidrio alcanzando así un total de 16.570 contenedores.

****

La fracción orgánica de los residuos domésticos está constituida por los restos de la preparación de la comida o manipulación y elaboración de los productos alimentarios, restos sobrantes de comida, alimentos en mal estado y excedentes alimentarios que no se han comercializado o consumido (separados de su envase o embalaje) así como por la fracción vegetal en forma de restos vegetales de pequeño tamaño y de tipo no leñoso procedentes de jardinería y poda (ramos de flores mustios, malas hierbas, hojarasca, etc.).

Existen varias alternativas para su gestión. La gestión mas habitual comienza con su separación y depósito por parte de la ciudadanía en los contenedores marrones. COGERSA, u otras empresas con las que los municipios pueden contratar este servicio, los recogen y los trasladan a la planta de biometanización, en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín, donde se someten a un tratamiento de digestión anaerobia para obtener compost y biogás.

Otras alternativas de gestión de estos biorresiduos domésticos son el compostaje doméstico o el compostaje comunitario. El compostaje es un tratamiento mediante el cual los residuos orgánicos se someten a un proceso de descomposición aerobia (en presencia de oxígeno) controlada del que resulta una sustancia orgánica rica en minerales, nutrientes y microorganismos; el compost.

  • Compostaje Doméstico: los/as ciudadanos/as que dispongan de huerta, jardín u otro espacio adecuado pueden elaborar su propio compost. COGERSA ofrece compostadoras domésticas y formación para su elaboración a través de los Ayuntamientos. Más información.
  • Compostaje Comunitario: espacios habilitados para que una comunidad determinada, especialmente de zonas rurales alejadas del centro o alejadas de plantas de tratamiento industrial, pueda depositar los biorresiduos generados por las personas que residen en las proximidades y elaborar compost para su posterior distribución entre los miembros de dicha comunidad. Más información.

La nueva Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular fija el objetivo de alcanzar el reciclaje del 55% de los residuos municipales generados en 2025. Para ello será necesario reducir el contenido de residuos reciclables que todavía se depositan en la bolsa de basura mezclada. La fracción orgánica representa, aproximadamente el 35% de la basura que generan los hogares.

Con la vista puesta en dicho objetivo, la recogida separada de la fracción orgánica es obligatoria, desde el 30 de junio de 2022, en municipios de más de 5.000 habitantes y en el resto de los concejos, desde el 31 de diciembre de 2023.

Actualmente COGERSA recoge esta fracción en 6 municipios: Noreña, Castropol, Grado, Carreño, Navia, recibiendo, en total, aportaciones de 17 ayuntamientos y otros productores, principalmente, el Hospital San Agustín de Avilés.

La fracción resto de los residuos domésticos, también llamada basura mezclada o bolsa negra, está compuesta por aquellos residuos que no pueden depositarse en el resto de los contenedores de recogida separada. Los materiales que debería contener esta fracción son, entre otros:

  • Textil sanitario: pañales, compresas y tampones, bastoncillos para los oídos, discos mamarios, toallitas húmedas, hilo dental, pequeños residuos de curas domésticas (tiritas, esparadrapo, vendas, gasas, algodón, etc.)
  • Otros productos de aseo: maquinillas de afeitar, cepillo de dientes, limas, etc.
  • Residuos de la limpieza doméstica: polvo de barrer y bolsas de aspiradora.
  • Platos, tazas y otros elementos de cerámica.
  • Colillas y ceniza de cigarrillos.
  • Ceniza de chimeneas o estufas.
  • Fotografías, tarjetas de crédito o similares.

Su tratamiento comienza con su depósito por parte de la ciudadanía en los contenedores de la fracción resto (grises/verdes según el municipio).  COGERSA, u otras empresas con las que los municipios pueden contratar este servicio, los recogen y los trasladan al Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín, donde hasta el año 2023 se depositaban en el vertedero de residuos no peligrosos y a partir de ese año se destinan a la Planta de Tratamiento de la Fracción Resto (PTFR) (enlace a la página que se cree con info sobre esta instalación)  donde se recuperan los materiales que todavía pueden ser valorizables (metales, plásticos, papel/cartón, etc.) y con el resto se obtiene un material bioestabilizado y combustible sólido recuperado (CSR) un material preparado a partir de residuos no peligrosos, apto para su valorización en plantas externas, que cumple con las normas europeas especificadas por el Comité Europeo de Normalización.

COGERSA realiza el servicio de recogida de la fracción resto en 40 de los 78 municipios asturianos. Más del 50% de estos residuos se gestionan a través de 9 estaciones de transferencia, estratégicamente distribuidas por la geografía asturiana. De este modo, todos los Ayuntamientos tienen un punto cercano de descarga desde el que COGERSA optimiza los servicios de transporte en contenedores de gran tamaño.

Los residuos recogidos en puntos limpios son aquellos “residuos especiales del hogar” que, por su excesivo volumen o por su toxicidad, no pueden dejarse junto al resto de la basura para la recogida viaria habitual.

En los puntos limpios se pueden depositar los siguientes tipos de residuos:

  • Aceites minerales (automóviles, radiadores, etc.)
  • Aceite vegetal (aceite de cocina)
  • Aparatos eléctricos y electrónicos (electrodomésticos, ordenadores, etc.)
  • Baterías y pilas (de automóvil, de aparatos eléctricos y electrónicos, etc.)
  • Chatarra
  • Escombros (pequeñas obras)
  • Madera
  • Muebles y voluminosos (enseres, somieres, colchones, etc.)
  • Neumáticos
  • Radiografías
  • Residuos peligrosos del hogar (disolventes, pinturas, barnices, colas, líquidos de fotografía, insecticidas, etc.)
  • Restos vegetales (podas y siegas)
  • Tubos fluorescentes, lámparas de descarga, led, bombillas de bajo consumo, etc.

COGERSA se encarga de su traslado para darles la gestión adecuada en las diferentes plantas del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín, según el tipo de residuo.

COGERSA cuenta con una red de 19 puntos limpios y un punto limpio móvil. Mas información.

Los residuos voluminosos son aquellos de tamaño grande que por sus dimensiones pueden distorsionar la gestión ordinaria de los residuos de origen doméstico. Dentro de este grupo de residuos existen diferentes flujos según su naturaleza: muebles y enseres (camas, mesas, sillas, armarios, colchones, etc.), madera, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) de gran tamaño, chatarra (somieres, pies de lámparas, etc.).

Su gestión comienza por su separación y depósito, por parte de la ciudadanía, en los puntos limpios, o en los servicios de recogida específica que los ayuntamientos establezcan para este tipo de residuos, en su caso. En las zonas más alejadas y menos densamente pobladas, COGERSA construye, en cooperación con los ayuntamientos, pequeñas áreas de acopio (“áreas de voluminosos”) dotadas de contenedores para la recepción de residuos de gran tamaño (esencialmente muebles, escombros, maderas y chatarras).

Estos residuos son trasladados por COGERSA a su planta de selección y trituración de voluminosos del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín, donde se lleva a cabo la clasificación de los mismos. La madera no tratada se aprovecha como estructurante en las plantas de compostaje y la restante se destina a valorización.

Los residuos vegetales de origen domésticos son aquellos procedentes de labores de jardinería (siega, podas, etc.) recogidos separadamente por los servicios de jardinería municipales tanto procedentes de zonas públicas como privadas.

COGERSA los recoge y los traslada a la planta de compostaje de residuos vegetales del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en Serín, donde son valorizados para la obtención de un compost de alta calidad, COMPOST COGERSA, certificado con Etiqueta Ecológica Europea.